A todos los visitantes

A modo de conclusión, quería precisar que este blog no hace la publicidad de las agencias de viajes que proponen safaris humanos. Si bien es cierto que este blog hace conocer este tipo de turismo, demuestra también y sobre todo los peligros, las consecuencias nefastas y las derivas de tales expediciones inhumanas.  En mi opinión, sólo puede concientizar a la gente o a los turistas que por casualidad visitarían esta página web, haciendo búsquedas para sus próximos viajes. Pienso también que no se puede ignorar un problema so pena que hablando de eso, se fomentará la difusión y se lo hará conocer por una mayor parte de los individuos. Al menos, si este blog no puede cambiar la opinión de todos los visitantes, espero que les convenza del absurdo de estos viajes y que, gracias a ello, hablen de estas peregrinaciones indignas en su entorno para que estas abominaciones sean denunciadas. Cada visitante podrá en adelante convertirse en un viajero responsable y prevenido.

Categorías: Non classé | Deja un comentario

Las derivas de los safaris

Los viajes inhumanos parecen cobrar impulso desde hace algún tiempo y hoy, existen bajo diferentes formas.

En efecto, en Corea del Norte, circuitos turísticos están organizados para visitar el área de seguridad administrada por las Naciones Unidas llamada Joint Security Area. Esta zona desmilitarizada de 241 kilómetros creada en 1953 para simbolizar la paz entre la Corea del Norte y la Corea del Sur y situada en la frontera común de los dos países constituye el espacio más cerrado del mundo. Sin embargo, suscita el interés entre las agencias turísticas.

 

fajb_korea_kinect_02_feb2014[1]

jsa[1]

Así, varios turistas vienen a admirar este panorama más que inhabitual ornado de miles de soldados, torres de observación, minas y ametralladoras y toman fotos con los soldados surcoreanos que quedan inmóviles. Según los consejos de los guías o del cabo que supervisa la visita, los turistas se suceden para posar o tomar el cliché perfecto, preocupándose de no tomar fotos hacia el Sur para no violar el secreto militar. Es cierto que este tipo de viaje no comporta peligros para las poblaciones locales sino para los visitantes que son conscientes del riesgo de este viaje y que han firmado por lo demás una declaración de descargo en cuanto a las posibilidades de heridas o de muerte.

 

El área de seguridad es visitada cada año por 100 000 personas. El “pack” propuesto por los operadores incluye el viaje, el paso de la línea de demarcación así como diferentes atracciones en relación con y alrededor de la zona. Pueden, por ejemplo, visitar al Sur el pueblo de Tae Song-dong compuesto por habitantes sumidos al toque de queda. Al Norte, pueden recorrer las calles del pueblo de Kijong-dong, una zona económica mixta donde trabajan norcoreanos y florecen empresas surcoreanas. Los guías les invitan también a poner 500 wons en los gemelos para observar a “verdaderos” norcoreanos. Pueden por fin coger uno de los túneles cavados por el Norte bajo la frontera y descubrir las tiendas de regalos que venden piezas de alambradas por algunos dólares.

 

img_2843[1]

kijong-dong

Está prohibido visitar solo el sitio y es por lo que las agencias aprovecharon esta prohibición para atraer a miles de personas. Se asocian con algunos habitantes que se convierten así en consultantes turísticos y que son los encargados de traducir.

 

El turismo creciente en el área sobrentiende ideas de pro-reunificación. En efecto, el auge de tales viajes está vinculado con la implementación de la “política del Sol” instaurada entre 1998 y 2007 que ha permitido aumentar los intercambios económicos. Por ejemplo, la empresa Hyundai organizó viajes con los que los norcoreanos cobraban unos 100 dólares por cada turista que venía del Sur. Sin embargo, estos viajes se terminaron con la muerte de una turista que recibió un disparo por haberse alejado de la ruta.

 

Este último artículo ilustra las derivas de los viajes organizados por agencias sin escrúpulos que ganan dinero al detrimento de la seguridad y de la dignidad humana. No muestran el lado inhumano y humillante y hacen pasar el safari casi por un viaje humanitario. Sin embargo, los que participan tienen también cierta responsabilidad al fomentar el desarrollo de estos operadores turísticos al igual que los gobiernos que hacen la vista gorda en este comercio y que no prohíben esos viajes. Hoy, los turistas constituyen a la vez una amenaza para las tribus y poblaciones locales y a la vez un peligro para sí mismos en su anhelo de vivir lo inédito. Para acabar con este turismo, hay que concienciar a la gente e informala.

Categorías: Non classé | Deja un comentario

Safaris humanos, ¿regreso a los zoos humanos?

Aunque los safaris humanos aparecen hoy como un fenómeno de actualidad, no son algo nuevo. En efecto, ya existía a finales del siglo XIX el concepto de zoo humano, y especialmente en París, en el llamado jardin d’acclimatation donde se exponían a negros. En esta época, el mundo de los “salvajes” cautivaba mucho. Este jardín era un lugar de entretenimiento en el que la gente de la alta sociedad venía a admirar a estas personas encarceladas en recintos, como animales en jaulas. Estos esclavos estaban vestidos con ropa tradicional y muy a menudo no recibían alimentación suficiente.

 

arton1634[1]

Los zoos humanos fueron inventados por primera vez en 1836 por Phineas Taylor Barnum, un empresario de espectáculos americano (1810-1891), y eran llamados ethnic shows. Algunos años después, llegan a París (jardin d’acclimatation) y en Alemania, en Hamburgo, donde Carl Hagenbeck, un director de zoo y zoólogo, creó en 1875 una atracción que incluía un pueblo reconstituido con lapones vivientes. Esta moda de zoos humanos atrajo a millones de visitantes y duró aproximadamente sesenta años. En la Exposición Universal de París de 1900 que contó con cincuenta millones de personas, había también exposiciones de “salvajes” como dicen que tuvieron un gran éxito.

 

Más recientemente, en 2005, abrió sus puertas un nuevo zoo humano en Augsburgo en Alemania. Era un “African village” que reunía a artesanos que por ejemplo hacían trenzas y reconstituía la vida en los pueblos africanos. Unos periódicos alemanes como el TAZ o el Spiegel denunciaron este tipo de exhibición pero el gobierno no tomó ninguna medida y la exposición continuó normalmente.

 

0,1020,479033,00[1]

Si a principios del siglo XX y antes, era “normal” identificar al negro como una persona inferior y era la opinión de todos los hogares (tomamos por ejemplo los cómics de Hergé que nadie consideraba como inconvenientes), hoy ya no es el caso y tales exposiciones como la de Alemania ya no deben existir. Es una cuestión de derechos humanos.

 

 

Reportaje de Arte sobre los zoos humanos (51 minutos):

 

 

 

Resumen del reportaje

El reportaje trata de la aparición et de la evolución de los zoos humanos. Comienza en París en el siglo XIX donde la gente iba a ver a hombres llamados “salvajes” y exhibidos en un gran parque, el jardin d’acclimatation. Este parque se encontraba en el mismo lugar en el que hoy existe el Museo del muelle Branly. En esta época, el mundo de los salvajes cautivaba mucho e incluso los hermanos Lumière decidieron inmortalizar este evento en una película, La Baignade des nègres, que mostraba a negros bañando en un estanque. Diferentes exposiciones que incluían a negros, lapones, liliputienses y otras razas siguieron en París y tuvieron un gran éxito.
Un gran empresario de espectáculos, Carl Hagenbeck, que solía proveer animales para todos los zoos europeos comprendió rápidamente que tenía que sustituirlos por hombres reales para atraer a la gente y así ganar mucho dinero. Es así que en 1875, lanzó su primer espectáculo antropológico como dijo, un ethnic show, que exponía a lapones. Los empresarios empezaron a buscar a poblaciones salvajes en todas partes del mundo para encaminarlas hacia Europa y Estados Unidos.
Estas exhibiciones de personas en jaulas planteaba la cuestión de una jerarquía de las razas. En efecto, el hecho de que la sociedad blanca venía a admirar a estos hombres implicaba también una cierta superioridad del poder y del saber de la raza blanca.
El fenómeno de los zoos humanos cobró impulso con las grandes exposiciones coloniales de 1890 que se produjeron en Berlín, Lyón, Bruselas, Ginebra, Glasgow, etcétera y continuó aumentar con las exposiciones universales de París. En este momento, ya no se expone solo a un individuo sino a una tropa y después a pueblos enteros con mujeres, niños y animales que fueron reconstituidos. Los zoos son cada vez más grandes y atraen a miles de visitantes. Los espectáculos tomaron un carácter exclusivo y efémero porque las exposiciones solo duraban algunos meses. Los individuos exhibidos se convirtieron en tropas de teatro que circulaban por toda parte en Europa. La industria del viaje no era tan desarrolladla como hoy y estas exposiciones constituían la única oportunidad para encontrar a estos pueblos.
Sin embargo, una vez el tiempo de las conquistas terminado, ya no se podía mostrar a personas no educadas porque significaría que la conquista no había cumplido sus objetivos y es por eso que a finales de los años veinte, el zoo humano ya no es lo que era. No obstante, otras formas menos brutales como el teatro y el cine empezaron a representar las relaciones no igualitarias entre el individuo de exhibición y la supremacía blanca. Es el principio de las películas hollywoodienses inspiradas por la reconstrucción de los pueblos colonizados.
Categorías: Non classé | Deja un comentario

Trabajo de las organizaciones

Aunque las agencias de viajes no dicen, de manera explícita, en sus páginas web que proponen safaris humanos, venden viajes y especialmente safaris en áreas donde viven tribus amenazadas (en Kenia, en las islas Andamán…) y también hacen referencia a regiones por las que los pueblos indígenas suelen pasar, supuestamente para ver especies animales, pero se trata de humanos como lo demuestran los dos vídeos. En estos, podemos ver el comportamiento degradante de algunos turistas pero también de algunas policías locales que participan y ayudan a los guías.

 

Vídeo de una tribu que baila para una banana

 

 

En efecto, los turistas, también cómplices de estas atrocidades hacia los pueblos indígenas, parecen no prestar atención a las pancartas aunque son muy grandes y visibles.

 

 

andaman-trunk-road-notice[1]

Afortunadamente, varias organizaciones y asociaciones, muy conscientes del peligro para las poblaciones locales, obran para acabar con estos safaris humanos. Es el caso, en particular, de Survival International, de la Federación Nativa del Río Madre de Dios y Afluentes (FENAMAD), del Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (SERNANP) y de Tourism Concern.

 

La FENAMAD, la organización de defensa de los derechos de los pueblos indígenas, criticó los operadores turísticos que explotan a estas tribus y envían a turistas cerca de sus lugares de vivencia y ha declarado que las tribus no contactadas no tienen que ser una atracción turística.

Fenamad_logo[1]

Mark Watson, director de Tourism Concern, afirmó que los gobiernos tienen que tomar medidas para proteger a las comunidades indígenas, que las agencias de viaje tienen que respetar un código de conducta y que se debe informar y advertir a los turistas.

Tourism-concern-group2[1]

Survical International, la organización principal en cuanto a la defensa de estos pueblos, ya obró ante las autoridades y gobiernos, lucha para responsabilizar a la gente y destacar la importancia de la preservación de las tribus aisladas así como poner de manifiesto los peligros y las consecuencias de tales viajes inhumanos.

photo[2]

Un representante del SERNANP, la agencia peruana del Servicio Nacional de Áreas Naturales protegidas por el Estado, ha pedido a los turistas que no entren en contacto con las comunidades protegidas.

logo%20ganador[1]

Sin embargo y a pesar de los esfuerzos de las organizaciones, algunos guías de operadores turísticos no dudan en mencionar los periódos y recorridos de safaris en los que es muy probable encontrar a tribus, como lo precisa el Courrier international.

 

“Miembros de tribus no contactadas fueron vistos acerca del Río de Madre de Dios. Díganme cuantos días quieren pasar allí y les propondré un programa a medida”, dice un guía contactado por un periódico británico. “No es seguro que los veamos. Es una cuestión de suerte. En 2011, fueron vistos en mayo y en octubre”, añade otro.

 

“El mejor periodo para ver a las tribus no contactadas es a finales de la estación seca, cuando las tortugas empiezan a poner sus huevos a lo largo del río”, explica otro guía. “Es muy probable verlas entre julio y septiembre alrededor del río. El recorrido con el que tiene más probabilidades de verlas es la fórmula 8 días/7 noches que empieza y se acaba en Cuzco en el parque nacional de Manu.”

 

Hay que señalar que todas las agencias de viajes no fomentan este tipo de turismo y algunas de ellas apoyan la lucha contra los safaris humanos y denuncian estos comportamientos innobles.

 

“No ofrecemos ninguna posibilitad de encontrar a tribus”, explica la agencia Manu Nature Tours de Cuzco. “Es muy peligroso intentar contactarlas. La transmisión de un simple catarro podría serles fatal. En Perú y en Brasil, cualquier intento de contacto es castigado con pena de prisión.”

 

Según Atalaya Tours, “es completamente prohibido contactar a estas tribus. Ofrecemos en efecto tours en el parque natural de Manu, pero Atalaya respeta todas las leyes en la protección de las tribus no contactadas y estamos en contra de los guías ilegales que intentan comercializar este tipo de actividad.”

 

En cuanto a Survival International, publica cada año un informe sobre las situaciones, medidas y progresos realizados para la protección de los pueblos locales.

[Vínculo con el informe de 2014 http://assets.survivalinternational.org/documents/1227/2014.pdf]

 

Categorías: Non classé | Deja un comentario

Viajar a toda costa

Los safaris humanos están organizados por operadores turísticos sin escrúpulos que proponen viajes al descubrimiento de tribus y poblaciones locales en regiones aisladas, poco conocidas y poco visitadas – o mejor dicho, expediciones de voyeurismo –, sin preocuparse de la salud y del bienestar y sin respetar las tradiciones y el modo de vida de los pueblos. Los turistas pueden entrar en contacto con estas personas para fotografiarlas y ver sus costumbres. Les piden que bailen, que canten o que hagan una demostración en cambio de una banana, ropa o dinero. Así, las poblaciones locales se convierten en una atracción para la felicidad de algunos viajeros ávidos de exotismo.

“El turismo es el medio que consiste en llevar gentes que estarían mejor en sus casas a lugares que estarían mejor sin ellos” (Philippe Meyer)

 

Este tipo de viaje suscita algunas preocupaciones porque estas tribus no conocen la modernidad de la sociedad contemporánea y son muy vulnerables frente a estos turistas que pueden ser realmente peligrosos para ellas. A causa de la presencia creciente de turistas en su zona, deben adentrarse cada vez más en la selva y pueden contraer enfermedades tales como la rubeola contra las que no están inmunizadas, lo que puede llevar a la extinción de su raza, como fue el caso con la tribu de los Bos (en las islas Andamán). Entre las tribus más amenazadas, se encuentran los Jarawas en las islas Andamán (en la India), los Mascho-Piros en la región de Madre de Dios (en Perú, en la Amazonia), los Masáis (en Kenia y en Tanzania), los Mursis (en Etiopía) y las Padaung (mujeres jirafas en Birmania).

grande-carte-du-monde-vierge[1] (2)

tribus

Sin embargo, lo peor es que los gobiernos de las diferentes áreas son cómplices de estas peregrinaciones vergonzosas. En efecto, en la India por ejemplo, el gobierno no toma medidas para acabar con este turismo y por el contrario, lo fomenta al no prohibir el acceso por una cierta carretera creada en 1970 llamada “Andaman Trunk Road”. Esta ruta que recorre una buena parte de las islas de Andamán y Nicobar constituye un punto estratégico para el comercio ilícito, el contrabando y la caza furtiva pero también para las agencias turísticas que llevan a centenas de turistas en detrimento de la tranquilidad y del respeto de los pueblos indígenas. Son los Jarawas los que están más afectados por esta carretera que cada día es atravesada por jeeps y camionetas de agencias. Además, las mujeres Jarawas sufren abuso sexual por parte de colonos y conductores de autobuses. El gobierno prevé también la construcción de dos nuevas rutas.

Reportaje de TF1 sobre la amenaza de la tribu de los Jarawas debido a la carretera “Andaman Trunk Road”

Survival International (organización de defensa de los derechos de las tribus) – Amenaza de los Jarawas

BaratangMap[1]

jarawa025_article_column[1]

Categorías: Non classé | Deja un comentario

Viaje del absurdo

right_direction[1]

Si hace varios siglos irse de viaje era algo casi rarísimo y era sinónimo de una gran expedición o era del orden del imposible, hoy ya no es el caso. Casi todo el mundo tiene la oportunidad de irse a descubrir nuevos países, nuevos mundos y vivir nuevas experiencias. El viaje evolucionó mucho y ahora se desarrolla cada día un poco más. Se ha democratizado mucho mediante la revolución en los medios de transporte, la creación de las compañías de coste bajo o low cost como se las llama,  Internet y con eso, las reservas en línea y otras facilidades.

Con todos estos progresos, la gente ha perdido el encanto aventurero y tan esperado de irse fuera de su casa. Y como contrapartida, los operadores turísticos tuvieron que reinventar el concepto del viaje, hasta encontrar nuevas fórmulas más que estrafalarias, inverosímiles e incluso indecentes. En efecto, la imaginación de las agencias de viaje es desbordante y también ya no saben cómo atraer el interés de los turistas, lo que lleva a utilizar prácticas abusivas. Aún mejor que los viajes temáticos o en lugares insólitos, la última invención hasta la fecha es los safaris humanos. Este tipo de expedición incluye, como el nombre indica,  un safari pero esta vez, no con animales sino con humanos. Este periplo constituye une inmenso peligro para las tribus y poblaciones locales que viven casi desde siempre fuera de todo contacto con la sociedad contemporánea. Son, a los ojos de los turistas, los actores de un espectáculo, que, afortunadamente, suena como una escena lamentable y alarmante.

Si este concepto os indigna como yo y si quiere saber más, le propongo seguir este blog en el que añadiré una serie de artículos en cuanto a este tema.

Categorías: Non classé | Deja un comentario

Blog de WordPress.com.